Historias de un Contract Vs Comerciales, episodio II

16 03 2012

CASO 2:
Sesión de reconocimiento facial, episodio II: comercial radicalmente histérico con SU Operación.

El sujeto de estudio presenta una hartabilidad a prueba de bombas, como demuestra la mueca de ASCO que genera facialmente al aparecer el nombre del susodicho comercial (que aquí omitiremos por motivos corporativos de team-working). La presente ha sabido demostrar la ira visualmente con un gesto de rechazo y de reto a lo John Wayne en un pueblo del Far West: “o el Deal, o yo, pero los dos a la vez no: no hay espacio en esta 4ª planta para los dos, Joe”.

Momentos de tensión máxima que incluso la otra parte no entiende con razonamientos verbales tan explícitos como “eres insoportable”.

Su operación (con mayúsculas, porque es Suya) requiere de una dedicación en cuerpo y en alma que le está consumiendo vivo, pero no entiende que la tecnología o el sentido común llevan otro ritmo: él va a su trán-trán, y contento (mientras no le den tics nerviosos y espasmos musculares…).

A pesar del dramatismo de la situación, y de la violencia del gesto, no podemos más que felicitar al sujeto de estudio por la templanza y buen hacer… el comercial de este caso era para echarle de comer aparte…

Seguiremos relatando el estudio científico…





Historias de un Contract Vs Comerciales, episodio I

16 03 2012

En esta ocasión, voy a dejar un breve estudio sobre el día a día de un Contract Vs un comercial cualquiera, al estilo serie americana. Por Contract es todo aquel que se encarga de la administración de contratos y gestiones varias… hay que vivirlo para entenderlo, pero seguro que llega “al pomodoro”…

CASO 1:
Sesión de reconocimiento facial, episodio I: atención a secretaria de comerciales.

La expresión denota tranquilidad, calma y sosiego, y recibe a la persona con seguridad, pero con ligero toque “mira que son las 17:30 y tengo a la niña pidiéndome ya el bocata de nocilla en la puerta de la Guarde, no me marees mucho la perdiz con la ristra esta de papeles y de contratos y déjame irme en paaaaaaaaaazzzzz, cansinoossss tóoos!

Seguiremos en próximas entregas con el estudio de la comunicación no-verbal…





Febrero es nexo de aromas y de estaciones

29 02 2012

Febrero es un mes de contrastes. Es un mes que no es mes, sino que es un puñado apretado de días; nexo de meses, y de estaciones y sensaciones. Es un camino gélido y seco que da paso a una incipiente primavera. Es un discurrir corto y lento.

Comienza dejando atrás el frío vivificante de Enero y el inicio del año, con júbilo, y se adentra en un puñado de días en los que el alma se inicia en el andar de los días del nuevo año sin apenas referencia temporal de festividades o de cambios de etapas y ciclos. Por eso el frío comienza oliendo a seco, despersonalizado; casi carente de alma. Nos es ajeno a otras sensaciones vividas, y no sabemos dónde ni cuándo ubicarlo. Quizás en la suma de aquellos días fríos y grises que han podido empañar nuestras vidas pasadas, en el cúmulo de sensaciones insípidas entretejidas por el frío como nexo unificador, en contraposición con le calor y la alegría de otros recuerdos.
Pero ese frío que no huele a nada, sino que se siente como una tiritera cortante, acaba haciendo madurar el interior, la semilla, de la vida. Por eso el germen de la vida, que late allá en el fondo protegido de la aspereza del exterior, continúa su desarrollo paciente, y comienza a mostrar sus credenciales con el paso de los días.

Son los últimos días de febrero. El sol comienza a templar tímidamente la tierra y el frío se torna en un aliento fresco y húmedo, pues recoge el álito de la tierra que parece suspirar agradecida a la tibiedad de la luz nueva y emergente. Su aroma asciende vertical y tembloroso, abriéndose paso entre las yemas en las ramas de los árboles que despuntan como pequeños racimos arremolinados, esperando su momento. Es el febrero que huele a aire fresco y húmedo, tibio, naciente; recordando aún sus inicios del hielo, que aún conserva, pero dando ese matiz de tierra naciente, de pradera emergente, de vida latente.
Febrero es el més más corto, pero el nexo más importante entre dos épocas contrapuestas que pugnan constantemente por imponer su dominio en el tiempo y, por ende, determinando su propio nacer y morir infinitamente cíclico desde el origen de los tiempos.





Enero es aire limpio y frío con un toque dulzón y renovador

25 01 2012

Enero huele a limpio, como a recién estrenado. Es una sensación de infinita renovación, como si de mudar una piel se tratara. En tan sólo un par de días, de horas, de minutos, de segundos, según se acerca la medianoche del día 31 con Año Nuevo, vemos como se va consumiendo la llama del año presente, que a la misma vez se hace pasado en el presente, antiguo en su misma presencia. Es un presionar a acabar el tiempo presente para dejar paso a uno nuevo.

Y de pronto nos vemos catapultados por la incesante cadencia del reloj que no hace sino empujarnos a seguir adelante,… solo que ahora nos anima a asir con fuerza un nuevo año, como si se tratara de un ramo de una docena de rosas frescas recién cortadas dispuestas a ser admiradas en nuestra mano, pudiendo observarlas de cerca o de lejos; desde arriba o desde abajo; olerlas, tocarlas; retocarlas, fundirnos en ellas, mientras mes tras mes se van marchitando y acaba desintegrándose el ramo entero como lo hacen los doce meses que se nos regalan.

Enero huele a limpio. Es un aire frío, seco, vivificante, limpio, que nos limpia desde dentro y nos insufla un empujón de vida para empezar de nuevo, pero siguiendo como si nada. Es un aire dulce pero sin llegar a ser empalagoso, frío en la justa medida en que nuestro aliento lo templa sólo lo justo y necesario antes de alimentarnos el espíritu.

Aún quedan muchas sensaciones en los doce meses que tenemos por delante, por eso, Enero invita a respirar hondo y profundo, como si fuéramos a coger aire antes de zambullirnos en la piscina de la vida y bucear en sus misterios. Ya tendremos tiempo de nadar en mitad del mar de los días venideros: ahora es el momento de otear el horizonte desde la orilla y refrescarnos con la visión de una nueva etapa por surcar, aunque no sepamos lo que nos deparará ni los misterios, riesgos o aventuras que nos encontraremos en la ruta. Hinchemos los pulmones: Enero nos invita a ello.

Enero huele a aire limpio y frío con un toque dulzón y renovador.





El aroma del mes

25 01 2012

¿Alguna vez te has parado a pensar en que cada mes del año tiene un olor especial, un aroma distinto, que lo hacen diferente, único? Es una cosa de la que me dí cuenta el año pasado, pero no me decidí a escribir hasta hace poco.

Hasta ahora, con la llegada del año nuevo 2012, ahora con el primer mes es cuando me decido a dejar cada mes un puñado de frases, de sensaciones, de aromas por escrito, de lo que representa para mí cada mes del año.

Curioso, ¿verdad? Son sensaciones mezcladas con recuerdos del pasado, de cuando éramos niños, y lo que nuestra conciencia atesora en el interior de nuestras historias… pero que, a la primera brisa, nos evoca una imagen del pasado que se hace presente.

Empiezo con Enero…





Aprender a aprehender

30 12 2011

Lo que comienza siendo una hoja en blanco,
acaba convirtiéndose en todo un sinfín de historias.
Como un año.

Como cada año.

Hemos disfrutado del regalo de la vida, en toda su plenitud.
Lo bueno, y lo malo. Pero, ¿por qué llamarlo malo?
Digamos que, a priori, no tan bueno.
Pero en el fondo, debemos aprender que aquellos momentos son los que nos hacen ser mejores. Los que nos hacen aprender, de nosotros mismos, de los que nos rodean, de nuestro entorno.

Aprender a aprehender aquello que nos puede enseñar a ser mejores, desechando lo innecesario, fútil o prescindible.
Quedarnos con la esencia de las cosas, de las palabras, de los gestos y de las personas, eliminando las telarañas de los prejuicios que pueden enroscarse en nuestros corazones, haciéndonos más fríos.

Y sabiendo que no sabemos nada, y que está todo aún por saber. Con la humildad que sólo el tiempo sabe filtrar, como la ola que pacientemente lame y moldea la orilla del mar, dando forma a la playa.

Comprendiendo todo lo que nos rodea, y dando gracias por quienes nos rodean, sin darnos cuenta de tener que dar las gracias por ello y por lo que significan antes de quedarnos ausentes de su presencia.
Lo dicho hoy, se recordará mañana, y formará parte de la historia del pasado.
Lo callado hoy, puede que se lamente mañana, y sea ajeno a cualquier pasado.

Por los de aquí, y los de allá; por todos.
Por ayer, y por mañana; para hoy.

Delante se nos muestra una oportunidad única para escribir nuestra propia historia: un libro en blanco.
Ahora toca escribirla!

Feliz 2012





Feliz Año 2012

26 12 2011

En llegando estas fechas tan señaladas
me llena de profundo orgullo y satisfacción
no ser de sangre púrpura o azulada,
ni menos aún, de familia Borbón.
 
Felicitar estar fiestas quiero, deseando
que lo malo del año quede olvidado,
y el año 2012, poco a poco vaya llegando
y huela a limpio, como recién estrenado.
 
Mas, es preciso prestar cuidado a las cenas,
al igual que a las comidas, pues en exceso
no harán que en absoluto olvidemos las penas
y luego llegamos a Enero, empachados y obesos.
 
Por eso poned cuidado y especial atención,
que tratar a la gente con alegría y primor
sean todos vuestros regalos sin condición,
y que este año venga cargado de amor.
 
Un abrazote muy fuerte!
Felices Fiestas y, mejor aún, Feliz 2012!





Despedida Pelicanera

31 10 2011

Hay momentos en la vida en que pasar a formar parte de la historia es cuestión de acontecimientos. Pareciera que está al alcance de los dedos, de cualquiera, de todos, pero en el fondo, sólo está disponible a unos pocos privilegiados. Elegidos. Afortunados. Momentos en que ves discurrir las arenas del tiempo entre los dedos como un niño jugando en la playa, construyendo el castillo de arena de su propia vida… de nuestras propias vidas. Nos remontamos en el tiempo y en su inmensidad plena, en su composición infinita de acontecimientos que marcan el reloj de nuestra existencia, queramos o no, para bien o para mal, forjando nuestro carácter a golpe férreo de entereza y personalidad; cincelando nuestro ser con la erosión necesaria de las etapas ingratamente denominadas “malas”, y puliendo nuestras almas con la caricia suave de los “buenos” momentos.

Despertad. No hay malos ni buenos momentos. Son momentos, y de cada uno de nosotros depende  la categoría con lo que lo clasifiquemos. Pero atended: tenéis delante de vosotros el control supremo sobre vuestras vidas; entonces, por qué conformarnos simplemente con tachar de malos aquellos que no nos gustaron? En lugar de ello, estamos en la obligación de saberlos disfrutar,… y agradecer, porque no olvidéis que hemos sido, somos y seguiremos siendo unos privilegiados, por ser lo que somos, y estar donde estamos.

Han sido un puñadito de años, ni muchos ni pocos, pero sí un puñado bien apretadito de momentos, recogidos, acurrucados, como cuando un niño quiere recoger agua en el cuenco de sus manos y BEBER; beberse la vida a sorbitos, muy despacio, despacito, sin prisas, paladeando cada traguito, saboreando cada bocanada de viento, y de aire. De NOSOTROS, porque al fin y al cabo es lo que nos llena, nuestro AIRE. Respiramos las ganas de ser nosotros mismos, sin tener que preocuparnos por superar tabúes ajenamente impuestos por nuestro pasado. Estamos llamados a liberarnos de las pegajosas reticencias anteriores a nosotros, obstáculos férreos a nuestra integridad. A SER nosotros mismos, y no conglomerados prefabricados de células e ideas ajenas, como si tuviéramos que resarcir batallas pasadas ajenas.

Por eso mismo somos PELICANEROS. Porque en este piso, en este nido, hemos encontrado la razón de ser de nuestra existencia: ser LIBRES, y aprender a querernos como tal, en LIBERTAD. Con un futuro por delante prometedor: el que nos construimos día a día, basado en nuestros sueños, desde la humildad y la sencillez de querer SEGUIR siendo felices, SIEMPRE. Y sabiendo siempre que aunque cambiemos de nido, seguiremos volando… alto, muy alto, desde donde poder contemplar y sentirnos orgullosos por lo que somos, y agradecidos por los que nos ayudaron a conseguirlo, siempre.

Y porque somos aves rapassses, estamos llamados a seguir volando en nuestros sueños, para vivir amando en nuestras vidas. Cada vez que pasemos por delante de este piso, o cada vez que recordemos esta casa, por muy lejos que estemos, no debemos sentirnos tristes: debemos LLORAR de alegría, por haber sido tan dichosos de encontrarnos y de habernos hecho FUERTES en nosotros y en cada uno, aprendiendo de todos a cada momento. Porque todos llevamos algún momento muy especial en aquel rinconcito de nuestro corazón donde guardamos con mucho cuidado los recuerdos más bonitos. Cerrad los ojos por unos instantes. Cerradlos! Y ahora daos las manos. Ahora concentraos en vosotros mismos y buscad: cuál es ése momento especial? Id compartiéndolo con todos uno por uno, con los ojos cerrados…

Y ahora abridlos y miraos unos a otros. Ha sido REAL, y lo seguirá siendo, y mucho más… porque PELICANEROS SOMOS, Y EN EL CAMINITO NOS ENCONTRAREMOS… SIEMPRE





Felicidad

24 08 2011

La felicidad es infinitesimal: su integral es el camino de nuestras vidas, y su derivada, cada momento presente, que es único.

Deriva tu vida a cada instante.





Camino

17 05 2011

Ten claro tu destino, y así hallará más fácilmente tu camino.